Conciliación, educación y familia

Luis Carbonel

Luis Carbonel

La Confederación de Padres de Alumnos CONCAPA, representante de las familias, considera la necesidad urgente de conciliar la vida familiar y laboral para mejorar la educación de nuestros hijos y conseguir más y mejor tiempo de convivencia familiar.

El problema de la conciliación es un tema complejo, porque no sólo es un problema familiar o laboral, sino también cultural, educativo y económico, ya que afecta a toda la sociedad.

Desde el punto de vista de las familias, abordamos la necesidad de unos horarios racionales desde dos aspectos: educación y familia.

– EDUCACIÓN:

Con respecto a la educación, nuestra primera preocupación es la situación de abandono y fracaso escolar que padece nuestro país y sufren nuestros hijos. Estamos convencidos de que para mejorar el rendimiento escolar la intervención de la familia resulta fundamental, tanto en la atención personalizada de nuestros hijos como en la cooperación con el centro educativo.

Partimos de la base de que tenemos unos horarios inadecuados, tanto en relación con la jornada escolar como con las vacaciones o el tiempo destinado a los deberes escolares.

En la actualidad se está potenciando la jornada escolar continua frente a la jornada partida, lo que consideramos que perjudica al rendimiento de nuestros hijos, que se acuestan muy tarde y se ven obligados a madrugar, por lo que no rinden ni a primera ni a última hora. Son muchas horas seguidas con un descanso breve, de media hora, durante el recreo.

El resultado de la jornada intensiva en la escuela es que, al final, los niños tienen más horas de trabajo porque tienen más deberes (así lo indica el informe Caride), mientras que los padres no pueden estar ese tiempo con ellos y han de buscar también alternativas extraescolares. Todos los informes señalan también que para el alumno no es positivo tener sólo jornada de mañanas de clase porque rinde menos.

La jornada continua favorece el fenómeno conocido como “niños de la llave”, que están solos en su casa por las tardes mientras los padres trabajan, en lugar de disponer de la ayuda e implicación de sus padres.

Además, tenemos un calendario escolar donde los periodos de descanso se encuentran muy mal repartidos, especialmente durante las vacaciones de verano, que se alargan durante tres meses, haciendo imposible la conciliación familiar y una alternancia racional del descanso durante el curso escolar.

Con respecto a los deberes, a menudo asistimos a una carga excesiva de tarea escolar, como consecuencia de la descoordinación del profesorado, que impide una programación de estudio equilibrada así como el necesario descanso.

En cuanto al profesorado, necesitamos que dispongan de más tiempo para ejercitar el seguimiento personalizado de los alumnos, a través de tutorías, y de la necesaria relación con la familia. Sin embargo, en la práctica observamos que los horarios laborales de los padres y de los profesores son incompatibles e impiden la comunicación durante el horario escolar, algo que se agrava si el colegio tiene jornada intensiva.

En conclusión, con los actuales horarios tenemos unos horarios escolares que impiden la necesaria comunicación y colaboración entre las familias y el centro, unos periodos vacacionales muy mal repartidos y una jornada escolar en muchas ocasiones descompensada, bien por ser jornada intensiva o por un exceso de tareas escolares; y todo ello, obviamente, no contribuye al éxito escolar.

– FAMILIA:

La familia de hoy es consciente de la necesidad de conciliar los horarios laborales y escolares para que pueda existir la necesaria convivencia familiar. Además de la conciliación racional de horarios, es preciso formar en la corresponsabilidad familiar para la participación de todos los miembros en las tareas domésticas, al objeto de conseguir un tiempo de ocio de calidad.

La familia y la escuela son los marcos adecuados para aprender a valorar el tiempo y a gestionarlo adecuadamente. La puntualidad respetando el valor del tiempo de los demás, el orden, la programación adecuada de actividades, etc. son valores que deben enseñarse y practicarse desde los primeros años.

Es preciso que las familias dispongan de tiempo para cuidar las relaciones personales, la convivencia y el diálogo, lo que ayudará a mejorar ostensiblemente la relación entre padres e hijos, y les permitirá dedicar tiempo al ocio, al deporte, etc.

Con respecto a la organización del tiempo familiar, los padres hemos de ir por delante, señalando, por ejemplo, unos horarios adecuados para ver televisión o navegar por internet, horarios de salida o de llegada a casa en los jóvenes, etc. En definitiva, poniendo límites, y para esto es fundamental la colaboración de la sociedad, en especial, de los medios de comunicación a quienes debemos exigir que la programación televisiva finalice mucho antes para poder rendir en el trabajo y en el colegio, como sucede en la mayor parte de los países europeos.

La primera preocupación de los padres es la formación de los hijos y eso, como ya hemos comentado, exige la comunicación y cooperación necesaria con el centro educativo, con los profesores y tutores, y el diálogo con los hijos.

Hoy en día resulta imposible para la mayoría de los padres poder realizar una visita trimestral al colegio puesto que sus horarios laborales no coinciden con los horarios escolares, y ello supone un perjuicio para el seguimiento de la formación de nuestros hijos. También es necesario llegar antes a casa si pretendemos supervisar las tareas escolares o dialogar sobre la marcha del día en el colegio.

Esta incompatibilidad de horarios se resuelve muchas veces cargando sobre un miembro de la pareja –habitualmente la mujer- la conciliación familiar y laboral, lo que perjudica gravemente la equidad. La falta de tiempo provoca un aumento de tensiones, que a menudo se solventan descuidando la familia o abandonando el trabajo, máxime cuando existen personas dependientes (niños o mayores enfermos).

Tal vez sea preciso trabajar más en discriminación positiva hacia la mujer que trabaja, pero también en buscar la participación de los hombres en las estrategias familiares.

En conclusión, para la adecuada convivencia familiar necesitamos poder armonizar los horarios de todos sus miembros, enseñando desde los primeros años el uso racional del tiempo, y la corresponsabilidad para conseguir la equidad familiar, y esto precisa de la colaboración de toda la sociedad, especialmente de los medios de comunicación para gradualmente ir cambiando nuestros hábitos.

– PROPUESTAS CONCRETAS:

  1. Educar a los niños en los hábitos que intervienen para lograr la conciliación: la puntualidad, la constancia, el orden, el aprovechamiento del tiempo…
  2. Esta educación tiene que ser impartida en el colegio y en la familia, teniendo en cuenta que es preciso hacerlo en las etapas más tempranas. Para poder llevarlo a cabo, también hay que formar a los profesores y a las familias en una gestión adecuada del tiempo.
  3. CONCAPA lleva pidiendo desde hace mucho tiempo que se adopten medidas que permitan racionalizar los horarios laborales de los padres, conciliando el trabajo con la asistencia al colegio durante dos horas al trimestre, con objeto de seguir con el tutor la educación de nuestros hijos.
  4. Pedimos a los gobiernos que se impliquen en una mejor distribución de las vacaciones escolares.

En definitiva, como dice el lema del VIII Congreso para Racionalizar los Horarios Españoles, “¡horarios racionales ya!” si queremos mejorar el rendimiento escolar de nuestros hijos y la convivencia y equidad familiar.

Ponencia de Luis Carbonel, presidente nacional de CONCAPA, en el VIII Congreso para Racionalizar los Horarios Españoles, que tuvo lugar los días 5 y 6 de noviembre en Zaragoza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: