Archivo de la categoría: Equipo de Escuela de Familias

Los famosos “Cuadernos de Vacaciones”

www.escueladefamilias.es

En verano, muchos padres y profesores recurren a los conocidos “cuadernos de vacaciones”, un sistema que ayuda a cubrir lagunas, reforzar contenidos y crear hábitos de trabajo en los escolares, pero que nunca deben ser una pesadilla para el niño, porque él también tiene derecho a descansar en vacaciones.

sxc.hu

Muchos padres sólo quieren que sus hijos tengan un futuro de mucho prestigio y recurren en exceso a las clases particulares en verano, sin pensar que lo más importante es que sean niños felices y buenas personas.

Los cuadernos de vacaciones han de ser lúdicos y tener un carácter de refuerzo de los objetivos del curso, pero además deben estar supervisados por los padres.

A la hora de utilizarlos, hay que pensar en las edades adecuadas: entre los 8 y los 11 años. En Primaria, lo mejor es dejar julio y la primera quincena de agosto libre y comenzar desde mediados de agosto y durante el mes de septiembre, para que vayan cogiendo el hábito nuevamente pero sin agobiar, dedicando cada día un tiempo concreto.

En Secundaria, es suficiente con tres semanas antes de comenzar el curso para recordar aquellas materias que han tenido más dificultad.

Pero lo más importante del verano no es que primen los resultados escolares sino la necesidad de “hacer familia”.

Etiquetado , , ,

Reflexiones sobre los deberes escolares

Equipo de profesores de Escuela de familias

 (www.escueladefamilias.es)

Los deberes escolares son una tarea imprescindible para nuestros hijos. Su finalidad es reforzar y consolidar los conocimientos recibidos en clase.

  • Ayudan a crear un hábito de trabajo, de orden y superación, estimulan el aprendizaje, la responsabilidad y el dominio de destrezas (razonamiento, memoria…) aunque lógicamente requieren disciplina y esfuerzo.
  • Tienen que estar adaptados a cada alumno en particular, ya que dependen de las necesidades de cada alumno.
  • Su racionalización exige que dejen tiempo para las actividades extraescolares (el juego es básico en el proceso evolutivo y emocional del niño) y, sobre todo, para la convivencia familiar
  • No hay reglas fijas en cuanto a la duración (lo normal será que un alumno de los primeros cursos de Primaria dedique 15 minutos diarios a lectura, expresión oral o actividades matemáticas mientras que a partir de 4º de Primaria debería ser de 1 hora al día. En cursos posteriores se determinará en función de las necesidades individualizadas del alumno).
  • Deben ser preparados detenidamente por el profesor coordinándose con el resto de los docentes para no sobrecargar al alumno, como sucede muchas veces.
  • Deben complementar lo realizado en el centro y no excluir la correcta explicación de la materia por el profesor ni la debida atención del alumno.
  • El papel de los padres es educar -no instruir-, por lo diariamente tienen que estimular y animar en el estudio a sus hijos.
  • Es preciso desarrollar y buscar un tiempo para la convivencia familiar y unas pautas para estudiar, descansar, jugar, leer, acostarse, etc.